Nueve estudiantes del Núcleo Milenio MiNICAD fueron acreedores de la Beca de Doctorado ANID 2021

El grado de Doctor, que generalmente se representa por la sigla PhD. proveniente del latín (Philosophiæ doctor), corresponde al más alto grado académico al que puede optar un profesional. Este título popularizado en el siglo XIX en Berlín generalmente tiene una duración de 3 a 5 años, dependiendo de la institución en donde se imparta. En ese sentido, un programa de Doctorado tiene como finalidad, especializar de manera acuciosa a un estudiante, del cual se espera, al finalizar sus años de estudios, pueda desarrollar una investigación científica propia en un determinado campo del conocimiento.

En nuestro país, el Estado ha fomentado la formación de doctores desde el año 1988, cuando se implementó el Plan Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Plandecyt), el cual proporcionó planes de becas para Doctorados y Magíster. Este hito fue 6 años después de la creación del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt).

Cada año cientos de egresados de pregrado postulan a las becas ANID (ex CONICYT), las cuales cubren el arancel del programa y, además, les otorga un incentivo pecuniario mensual para poder sustentar lo que significa dedicarse tiempo completo a sus investigaciones. En nuestro centro, Núcleo Milenio de Enfermedades Asociadas a Canales Iónicos, año a año, hemos tenido un positivo porcentaje de adjudicación de estas becas y, este año, 9 de nuestros estudiantes fueron acreedores.

Raquel Pinto, Médico Veterinaria y miembro del laboratorio del Dr. Oscar Cerda, Director del Núcleo Milenio MiNICAD, ingresará al Doctorado en Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

“Esta beca significa un gran logro y una oportunidad para trazar un camino de largo aliento. En el laboratorio del Dr. Oscar Cerda, pretendo estudiar el rol que juega la proteína KCTD5 en la respuesta SOCE en el contexto de cierre de herida en un modelo animal. En ese sentido, y durante el tiempo en que he participado de sus proyectos, he visto la calidad de su formación y espero absorber, además de nuevos conocimientos, la disciplina, rigurosidad y constancia con las que cuentan sus estudiantes, características necesarias para desarrollar una carrera ligada a la investigación científica”.

Por otro lado, José Márquez, Biólogo y miembro del laboratorio de la Dra. Wendy González, Investigadora Asociada del Núcleo Milenio MiNICAD, ingresará al Doctorado de Bioinformática, impartido en la Escuela de Ingeniería Civil en Bioinformática de la Universidad de Talca.

“La adjudicación de la beca de Doctorado ANID me ha llenado de alegría ya que es un galardón de prestigio; incrementando mis oportunidades económicas en el programa y acrecentando mi motivación para seguir mejorando como estudiante y lograr ser un investigador de excelencia. Las proyecciones que tengo, a lo largo de mis estudios doctorales, incluyen consolidar mis conocimientos en la Biofísica Computacional de canales iónicos, terminar mi tesis doctoral, publicando los resultados de ésta en revistas indexadas y comunicando los avances en eventos científicos. De la misma manera, pretendo mantener la colaboración con mi tutora (Dra. Wendy González) luego de obtener el grado, ya que el apasionante mundo de los canales iónicos es extenso y aún falta mucho por aprender y descubrir”.

Bajo el mismo camino, y también como alumna de la Dra. Wendy González, se encuentra Javiera Baeza, Ingeniera en Bioinformática, quien también ingresará al mismo programa de Doctorado.

“En primer lugar fue una alegría para mi familia, pues nadie había podido optar a ingresar a un programa de postgrado. Estoy segura de que el Doctorado me dará las herramientas necesarias para perfeccionarme como profesional en diferentes áreas y fomentar nuevas habilidades que me permitan transformarme en una investigadora multidisciplinaria. Tengo la certeza que con el continuo apoyo de los docentes e investigadores pertenecientes al Núcleo Milenio MiNICAD, podremos desarrollar nuevas estrategias y metodologías que nos permitan alcanzar un alto nivel de investigación que siga contribuyendo al quehacer científico nacional”.

También en el campo de la Bioinformática, está Mariela González, Ingeniera de la misma carrera y que ha trabajado como Asistente de Investigación de nuestro Núcleo, bajo la supervisión de los Dres. Oscar Cerda y Ariela Vergara-Jaque. Mariela, al igual que José y Javiera, ingresará al Doctorado de Bioinformática.

“El recibir la Beca de Doctorado Nacional ANID me llena de orgullo y alegría. Es una oportunidad única para consolidar mi formación académica y adquirir las competencias necesarias para desarrollar y proponer en un futuro nuevas líneas de investigación. Además, me siento sumamente agradecida del apoyo brindado por los investigadores del Núcleo Milenio MiNICAD. Espero a lo largo de esta etapa, continuar con el estudio de canales TRP (Receptores de Potencial Transitorio) en asociación con distintas proteínas identificadas por el laboratorio del Dr. Cerda, aportando así al progreso de la ciencia y nuestra sociedad”.

En el área clínica, se encuentra la reciente egresada de Médico Cirujana, Catalina Díaz, miembro del laboratorio de la Dra. Mónica Cáceres, Investigadora Adjunta de MiNICAD y encargada del Programa de Proyección al Medio Externo (PME), quien ingresará al Doctorado en Ciencias Médicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

“La adjudicación de la Beca ANID es una grata noticia con la que inicio este nuevo proceso. Es una beca con postulantes de variadas disciplinas, que considera múltiples aristas de la trayectoria académica, por lo que cumplir con las exigencias para su adjudicación como recién egresada es un gran orgullo para mí. Siento que, en parte, refleja el trabajo constante en investigación realizada en el Laboratorio de Envejecimiento y Reparación Tisular de la Dra. Mónica Cáceres durante mi pregrado, y siempre es grato ver cómo el trabajo duro genera buenos frutos. Como proyecciones a futuro espero continuar investigando sobre factores solubles involucrados en el envejecimiento, como parte del laboratorio; pero, esta vez, con una mirada clínica, específicamente enfocada en Anestesia y Reanimación, que es la especialidad que seguiré.

En una vereda más ligada a la farmacología, se encontrará Christian Fernández, Bioquímico y también miembro del laboratorio de la Dra. Mónica Cáceres, quien ingresará al Doctorado en Farmacología de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile.

“En lo personal esta adjudicación significó un logro y una recompensa a mi trayectoria, tanto en el área académica como de investigación, dado que la competencia este año era muy difícil, por lo que me hizo muy feliz que un comité científico de excelencia considerara que tu carrera es idónea para continuar con estudios de postgrado y además ser financiado. Es una oportunidad única. Por otro lado, es un reconocimiento al laboratorio de la Dra. Mónica Cáceres, al cual pertenezco desde el año 2015, por lo que nos hace felices a todos como laboratorio. Con respecto a las proyecciones a futuro, llevaremos a cabo el desarrollo de estrategias terapéuticas para procesos que se ven afectados durante el envejecimiento como lo son la reparación de tejidos y enfermedades asociadas, mediante el diseño de fármacos senolíticos que contribuyan a mejorar el progreso de estos procesos y, por ende, la mejora en la calidad de vida de individuos envejecidos”.

Al igual que Catalina y Christian, Verónica Villalobos (Bioquímica) es miembro del laboratorio de la Dra. Mónica Cáceres. Sin embargo, ella es estudiante del Programa de Doctorado en Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

La adjudicación de esta beca significo un gran logro para mí, en el sentido que fui seleccionada entre miles de postulantes gracias al trabajo que he ido realizado con el fin de desarrollar mi carrera científica y esto está dando frutos, reflejados en este tipo de recompensas. Por otra parte, significa tranquilidad para poder enfocarme plenamente en los estudios y el desarrollo de mi investigación doctoral.

Mis proyecciones junto al Laboratorio de Envejecimiento y Reparación Tisular, liderado por la Dra. Mónica Cáceres, van enfocadas en entender las determinantes moleculares en la progresión de la enfermedad periodontal y su prevalencia principalmente en la población envejecida; un tema de salud pública de creciente preocupación durante estos últimos años en nuestro país”.

Finalmente, los ahora nuevamente alumnos, Roberto Rosales, Ingeniero en Bioinformática, miembro del laboratorio de la Dres. Ariela Vergara-Jaque y Horacio Poblete, y Mauricio Garrido, Cirujano-Dentista especialista en Endodoncia de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, miembro del laboratorio de la Dra. Mónica Cáceres, también se adjudicaron la Beca de Doctorado ANID 2021, para cursar los programas de Doctorado en Bioinformática y en Ciencias Odontológicas, respectivamente.

“Como Núcleo Milenio MiNICAD, felicitamos a todas y todos nuestros estudiantes y les deseamos el mayor éxito en sus estudios. Nuestro Centro está a su disposición para apoyarlos al máximo en su desarrollo y así cumplan sus metas, siempre entendiendo que este es un camino personal que requiere trabajo duro, sacrificio y constancia. Como centro nos sentimos orgullosos de seguir contribuyendo a la formación de Capital Humano Avanzado, uno de los pilares fundamentales, tanto para la Iniciativa Científica Milenio, como para la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ANID”, finaliza el Dr. Oscar Cerda, Director de MiNICAD.

© Copyright 2021 Minicad