Alumnos de liceos en Talca son becados por MiNICAD en dependencias de la Escuela de Ingeniería en Bioinformática

La beca fue impartida por investigadores de MiNICAD, miembros del Centro de Bioinformática y Simulación Molecular (CBSM) de la Universidad de Talca.

Estudiantes de educación media de los liceos Héctor Pérez Biott y Pablo Neruda fueron becados por el Núcleo Milenio de Enfermedades Asociadas a Canales Iónicos (MiNICAD). En la oportunidad, tanto alumnos como profesores de biología se introdujeron en el mundo de la bioinformática y modelado molecular a través de la tutoría del equipo científico del Centro de CBSM. Cabe destacar que las actividades se desarrollaron durante la semana del 8 de enero en las dependencias de la Escuela de Ingeniería en Bioinformática.

“¡Al laboratorio con mi profesor!”, nombre de la beca, trató de una pasantía enmarcada bajo el alero de las actividades de Proyección al Medio Externo o PME de este Núcleo Milenio, el cual incluye como investigadora asociada, a la Dra. Wendy González, directora del CBSM. Por otro lado, del centro también participan como investigadores jóvenes, los doctores Ariela Vergara y Horacio Poblete, parte del equipo del CBSM.

En 5 días, y con jornadas reales de laboratorio, los alumnos Franco Orellana y Javier Sanhueza, junto a sus profesores Guillermo Villena y Katherine Rojas, indagaron en la historia del modelado molecular y vivenciaron en primera persona, cómo la computación ha revolucionado el mundo de la ciencia, testiguando desde podios privilegiados el trabajo desarrollado por el equipo del centro y las supercomputadoras que componen parte de sus laboratorios.

“Es muy importante desarrollar actividades que acerquen el conocimiento científico a la comunidad y sobre todo, a quienes serán los investigadores del futuro. En ese sentido, es fundamental que los académicos no nos quedemos encapsulados en nuestros pensamientos y seamos capaces de generar puentes que contribuyan a construir la anhelada sociedad del conocimiento”, señala Wendy González, investigadora asociada de MiNICAD y directora del CBSM.

Por otro lado, la investigadora considera importante desmitificar el hecho que los científicos solo visten delantal blanco y pasan la mayor parte de sus jornadas en sus laboratorios con tubos de ensayos, totalmente desconectados de la realidad. A su juicio, esto que parece ser uno de los tantos mitos que ronda a la ciencia, fue una de las principales enseñanzas que se llevaron los pasantes.

“La investigación científica, vinculada directamente con el universo informático es, al menos en Chile, un tanto reciente, por lo que no es extraño que la comunidad piense que para hacer ciencia sea necesario ser portadores de un delantal blanco y tubos de ensayo que expulsen humo. Si bien, esta pasantía tiene un alto fin educativo, también ha contribuido a que tanto los alumnos como sus profesores conozcan que se puede hacer ciencia desde un computador, y en ese aspecto, los modelos con los que trabajamos en MiNICAD y el CBSM pueden explicar muchos fenómenos biológicos de nuestras actividades diarias”, finaliza la Dra. González.

La beca perteneciente al centro MiNICAD, parte de la Iniciativa Científica Milenio correspondiente al Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, culminó el pasado viernes 12 de enero y los participantes se llevaron una polera y libretas con el logo de las instituciones auspiciantes.

La experiencia que, según lo planeado se repetirá a mediados de este año, tiene como finalidad insertar la ciencia en el ADN de los futuros profesionales de Chile. En ese sentido, el Núcleo Milenio de Enfermedades Asociadas a Canales Iónicos, visualizó esta pasantía no como una experiencia de corto aliento, sino como un proceso que pretende insertar en la conciencia de la ciudadanía la relevancia de la ciencia en el desarrollo de nuestro país.

© Copyright 2021 Minicad