[Diario Austral] Crean obra de títeres y cómic para que niños se encanten con la ciencia

DIVULGACIÓN. «¡Alto voltaje! Canales iónicos y jibias» es el nombre de un proyecto que se presenta a estudiantes de la región y que forma parte de una iniciativa del Núcleo Milenio MiNICAD, especializado en investigar enfermedades asociadas a estos canales.
Claudia Muñoz David

Cuatro muñecos son los protagonistas de esta historia. Ellos representan a los ganadores del Premio Nacional de Ciencias Mario Luxoro y Cecilia Hidalgo, a una jibia y a un canal iónico llamado Canalito. En una obra de títeres que solo dura 20 minutos -en la que hay preguntas, canciones y rimas- los muñecos explican a niños de primer ciclo de enseñanza básica qué son los canales iónicos, cómo funcionan y su importancia para la biología humana, además de cómo en Chile se ha desarrollado durante décadas ciencia de alto nivel.

Después de la obra, los niños reciben un cómic, donde pueden volver a leer todo lo que aprendieron durante la función. Al final, los muñecos son guardados en una maleta, a la espera de una próxima presentación.

Desde el 3 de abril la obra «¡Alto Voltaje! Canales Iónicos y Jibias!» comenzó a ser exhibida en Valdivia. Es parte de un proyecto de divulgación a cargo del investigador del Núcleo Milenio de Enfermedades Asociadas a Canales Iónicos (MiNICAD), Gaspar Peña, quien es académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile.

Hoy será inaugurado el proyecto a las 10 horas en el auditorio N°3 del Edificio Nahmías, en la Uach , donde se harán dos presentaciones. Ya han sido realizadas 15 funciones, algunas en Corral y Niebla, e incluso en el Festival Puerto Ideas, en Antofagasta.

Gaspar Peña destacó que «los canales iónicos son proteínas que participan en muchos procesos del cuerpo humano, por ejemplo, en la generación del impulso nervioso, la contracción muscular, la secreción de hormonas y absorción de nutrientes. Por lo tanto, cuando dejan de funcionar bien se producen enfermedades. Hay varias que están asociadas a canales iónicos, entre ellas la epilepsia, la migraña, la fibrosis quística e incluso el cáncer».

Sin embargo, el experto explicó que poca gente sabe que la investigación en canales iónicos tuvo importantes aportes de científicos chilenos, quienes comenzaron a estudiar estos temas en la década del 60. El Premio Nacional de Ciencias Naturales del año 2000, Mario Luxoro, fue su principal referente. «El profesor de la Universidad de Chile junto a su grupo comenzó a estudiar la actividad eléctrica en las neuronas, fenómeno que no estaba muy bien caracterizado en esos años. Fueron ellos quienes descubrieron que la conducción del impulso eléctrico se basaba en proteínas, que luego fueron estos canales iónicos», dijo.

Las investigaciones se desarrollaron en jibias, especie que posee axones -prolongaciones de las neuronas especializadas en conducir el impulso nervioso- con características que hacían más fácil su examinación.

Para Gaspar Peña es muy importante mostrarle a los niños esta información desde pequeños, con la idea de que desde temprana edad hayan escuchado hablar de términos como canales iónicos y de su relación con los órganos de los sentidos, por ejemplo. También considera que actividades como estas los animan a convertirse en científicos. «El proyecto es bastante desafiante, porque no es sencillo llevar estos temas a niños tan pequeños que aún no tienen formación específica en biología. Por eso hicimos una obra de títeres, que a los niños les encantan y es una forma efectiva de entregar un mensaje; además incorporamos un cómic, que refuerza las ideas», agregó.

Cecilia hidalgo
Uno de los personajes está inspirado en la bioquímica Cecilia Hidalgo, Premio Nacional de Ciencias Naturales de Chile 2006, quien fue parte del equipo de Mario Luxoro. El grupo de investigadores salía con los pescadores en las mañanas, en los botes, a buscar las jibias o las recibían en su laboratorio, ubicado en la región de Valparaíso.

Con respecto al proyecto de difusión que hoy se lleva a cabo en Valdivia, Cecilia Hidalgo manifestó que «es muy importante que los niños vean por qué uno se embarca en una pregunta científica y cómo busca soluciones. Yo era alumna del doctor Luxoro y me parece muy bonito que eso se muestre a los niños en un lenguaje simple.

El tema que estamos estudiando no es lo importante, sino cómo se investiga o se trabaja en ciencia».

Proyecciones
Sobre los canales iónicos aun hay mucho que aprender. El investigador Gaspar Peña destacó que los canales iónicos son «blancos farmacológicos atractivos, porque al estar en la membrana de la célula es fácil llegar desde el torrente sanguíneo con un medicamento. Hay mucho interés de las farmacéuticas porque muchas enfermedades están asociadas a estos canales».

http://www.australvaldivia.cl/impresa/2019/05/17/full/cuerpo-principal/2/

© Copyright 2018 Minicad